Mi Amigo…

Este post es especial, ya que fue redactado en mi vigésimo quinto cumpleaños y luego de haber experimentado en estos últimos tiempos jornadas de nuevos progresos y de entendimiento espiritual…

Es por eso que hago llegar al ciberespacio un relato gentileza de mi nueva amiga, Virginia Sánchez, a quien le fue dada por una misionera, la Hermana Álvarez.

Sin más, paso a transcribir:

Mi Amigo…

Mi amigo, estoy en el juicio final y
siento que tú eres culpable en parte.
En el mundo yo caminé contigo día tras día y
nunca me mostraste el camino.

Conocías al Señor en verdad y gloria,
pero nunca me contaste la historia.
Mi conocimiento era muy limitado,
podrías haberme dirigido a Él.

Aunque vivimos juntos en el mundo,
nunca me contaste cómo nacer de nuevo.
Ahora estoy aquí condenado en este día
porque te olvidaste de contarme de Él.

Me enseñaste muchas cosas, esto es verdad,
te llamaba mi amigo y confiaba en ti,
pero aprendí que ya es demasiado tarde,
podrías haberme rescatado de esta condenación.

Caminábamos juntos durante el día y
hablamos por la noche y
aun así nunca me mostraste la luz.
Me dejaste vivir, amar, morir y
sabías que jamás yo viviría con Él.

Si, te decía amigo en vida y confiaba en ti,
en gozo y angustia, pero al llegar al final,
no te puedo llamar amigo.”

Por información: http://mormon.org/mormonorg/spa/

Anuncios

1 comment so far

  1. Fernanda Felartigas on

    que lindo poema..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: